¿Cómo prevenir puntos negros?

¿Alguna vez has tenido puntos negros en el rostro?

Seguramente sí y claro que los hemos odiado, ya que afectan nuestra apariencia. Aunque este problema es algo común especialmente durante la adolescencia, se puede aparecer en cualquier momento de la vida.

Ya no tenemos porqué preocuparnos más, hoy en día existe Lill Sense Medical que nos ofrece las almohadillas Lill Pads auxiliares para el tratamiento del acné, reduciendo los puntos negros, permitiéndole a la piel recuperarse, evitando que aparezcan de nuevo y limpiando a profundidad los poros.

Los puntos negros son el primer paso a convertirse en imperfecciones, se deben a una obstrucción de los poros de la piel que aparecen como acumulación de sebo, de células muertas o de bacterias oscurecidas por el contacto con el aire. El punto negro debe su nombre a que está abierto y obstruido por un tapón córneo de un color similar al negro, la cual no permite el drenaje de la glándula sebácea.

Otros causantes de ensuciar el cúmulo de las secreciones son la contaminación, el polvo, la aplicación exagerada de maquillaje, problemas hormonales y la producción de grasa.

Para reducir las probabilidades de que este problema te afecte hay que seguir una rutina de cuidados básicos en casa, que incluye escoger correctamente el jabón, las cremas y los limpiadores de la piel.

Las Lill Pads contienen un 2% de ácido salicílico que ayuda a corregir el proceso de descamación anormal que se produce en la piel propensa al acné, funcionando como un exfoliante. Su alto contenido de olmo escocés ayuda a reducir la hinchazón, afinando las apariencias de los poros y manteniendo la piel sana e hidratada. Contando con aloe vera como acondicionador para la piel, logrando calmar, hidratar, acondicionar y promover la curación natural de la piel dañada.

Te ofrecemos algunos tips para que puedas evitar esos molestos puntos negros.

• Revisar la dieta. Reduce los alimentos que tengan mucho aceite o azúcar, ya que las dietas altas en azúcar y grasa pueden retrasar la renovación celular, dando como resultado más poros tapados.

• Limpiar el rostro al menos dos veces por día con un agua tibia y un limpiador suave. Lava tu cara y cuello en la mañana y en la noche, asegurándote de quitarte todo el maquillaje antes de dormir.

• Exfoliarse al menos 2 veces por semana. Usa un exfoliador o una crema AHA/BHA, estas opciones eliminan la suciedad de tus poros sin dañarlos ni agrandarlos.

• Seleccionar humectantes y cosméticos cuidadosamente. Es recomendable que las personas que no tienen una piel seca no usen humectante, también se considera usar maquillaje sólo en las ocasiones especiales, ya que esto permite a los poros respirar.

• Dejar de tocarse la cara.Tocarnos la cara hace que la suciedad y el aceite de nuestras manos se depositen en los poros.

Recuerda que antes de usar Lill Pads es recomendable limpiar la piel ampliamente, para después con las almohadillas tratar toda el área afectada, de una a dos veces al día, sin enjuagar, dejando hacer efecto sobre nuestro rostro.

El resultado que se obtiene con el uso adecuado de las Lill Pads es una reducción significativa en el número de brotes de acné y puntos negros, ayudando a prevenir nuevas formaciones de espinillas y permitiendo que la piel se cure adecuadamente, dejando atrás esos molestos puntos negros que tanto tiempo nos hacen pasar frente al espejo.

Relacionados