Hiperpigmentación. ¿Qué es y cómo tratarla?

Hiperpigmentación ¿Qué es y cómo tratarla?

En dermatología, la hiperpigmentación, es el oscurecimiento de un área de la piel, causada por el aumento de melanina. 

La hiperpigmentación son manchas oscuras normalmente tienden a aparecer en la cara, las manos y otras partes muy visibles del cuerpo que han sido expuestas al sol

¿Por qué aparece? La hiperpigmentación aparece cuando se produce melanina en exceso en ciertas manchas de la piel, da lugar a placas cutáneas planas, oscurecidas, de color marrón claro a negro, que pueden variar en tamaño y forma.

Las manchas pigmentarias, como las manchas seniles, están causadas por la exposición al sol. Aparecen en partes del cuerpo frecuentemente expuestas, como la cara, las manos y los brazos. Tienden a ser placas de piel pequeñas y oscurecidas.

¿Qué causa la aparición de hiperpigmentación y manchas oscuras?

La hiperpigmentación se debe a una sobreproducción de melanina, el pigmento que confiere su color natural a nuestra piel. Aparece en forma de placas cutáneas. Esta sobreproducción está desencadenada por diversos factores.

Los principales pueden vincularse a la exposición al sol, factores genéticos, edad, influencias hormonales y lesiones o inflamación cutáneas.

Las influencias hormonales son la causa principal de un tipo particular de hiperpigmentación conocido como melasma o cloasma. Es especialmente corriente en las mujeres, dado que se cree que aparece cuando las hormonas sexuales femeninas, estrógeno y progesterona, estimulan la sobreproducción de melanina cuando la piel se expone al sol.

La hiperpigmentación es también sintomática de ciertas enfermedades, como algunos procesos autoinmunes y gastrointestinales, trastornos metabólicos y déficits vitamínicos. También es un efecto secundario de determinados tratamientos hormonales, fármacos quimioterápicos, antibióticos, antipalúdicos, fármacos antiepilépticos y otras medicaciones.

¿Cómo puedes tratar la hiperpigmentación?

Las exfoliaciones químicas implican la aplicación de una solución ácida en la cara, las manos o los pies para eliminar las capas superficiales de la piel. Estos productos químicos generan ampollas en la piel y, por último, la exfoliación, revelando por debajo la presencia de piel nueva y uniformemente pigmentada.

Por último, Trata de siempre utilizar protector solar. Existen cremas para tratarlo pero lo preferible es que acudas a tu dermatólogo para que lo trate a tu tipo de piel y no corras ningún riesgo.

Relacionados