Etapas en las que aparecen los signos de la edad

Etapas en las que aparecen los signos de la edad

El envejecimiento cronológico es más lento que el envejecimiento producido por la exposición solar prolongada.

Aquí te explicaremos los signos de envejecimiento más comunes a los 20, 30, 40 y 50 años.

  • Cronoenvejecimiento. Es el envejecimiento natural, fruto del paso del tiempo. El contenido de colágeno en la dermis disminuye de forma espontánea un 1% cada año. Este porcentaje puede aumentar si el paciente recibe mucha radiación solar.
  • Fotoenvejecimiento. La exposición al sol provoca daño cutáneo y acelera el envejecimiento, ya que desnaturaliza las proteínas estructurales y genera radicales libres.

Signos de envejecimiento a los 20 años

Por lo general, a los 20 años no existen signos de envejecimiento, ya que este proceso se inicia entre los 18 y 20 años, cuando la piel comienza a perder un 1% anual del colágeno total.

Pueden aparecer signos de exceso de exposición al sol, que se manifiestan como piel reseca y manchas marrones tipo melasma.

Signos de envejecimiento a los 30 años

En la década de los 30 es frecuente que aparezcan los siguientes signos de envejecimiento:

  • Arrugas de expresión. Son arrugas dinámicas y suelen aparecer en el entrecejo, patas de gallo y frente.
  • Capilares dilatados. Venitas o telangiectasias rojas o violáceas muy superficiales.
  • Queratosis. Manchas producidas por el abuso del sol sin protección.
  • Poro abierto
  • Pérdida de luminosidad.

Signos de envejecimiento a los 40 años

A partir de los 40 años la piel comienza a presentar flacidez. El pómulo desciende y, en ocasiones, puede quedar hendido. El óvalo facial pierde su definición, los párpados se engrosan y pueden aparecer bolsas en los ojos.

La piel en general se muestra más deteriorada, con alteraciones de la pigmentación, brillo escaso, manchas marrones producidas por el sol y capilares rotos abundantes, en forma de cuperosis.

Si el paciente ha mantenido los cuidados preventivos enumerados en la década de los 20 y los 30 años y además lleva una dieta sana y equilibrada y se aplica cosmética de calidad, las medidas correctoras serán menores.

Signos de envejecimiento a los 50 años

En esta etapa, el proceso de envejecimiento de la piel es más drástico, debido al descenso de la producción de estrógenos durante la menopausia. La piel pierde luminosidad, ya que la velocidad de renovación es ahora más lenta. Los surcos malares y nasogenianos y las líneas de marioneta se hacen más visibles, así como el descenso del mentón, pómulos, párpados o cejas.

Para evitar esta evolución es necesario cuidarse desde los 30 años con cremas, tratamientos saludables y cuidados domésticos como la aplicación de cosméticos nutritivos con alto poder estimulante. Las pacientes que se cuidan pueden llegar a los 50 manteniendo el aspecto de los 40.

Ahora que tienes todos estos datos, a poner en marcha los cuidados y no olvides tomar 2 litros de agua al día ya que eso es muy importante porque la piel se deshidrata y se torna seca y rugosa. La suavidad de la piel está directamente relacionada con la presencia de agua. Para proteger a la piel de la pérdida de agua, las glándulas sebáceas producen una sustancia aceitosa llamada sebo. Con los años, decrece la producción de éste, y ello sumado las condiciones ambientales, hacen que la piel pierda agua y se torne más seca y tirante.

Relacionados