Cabello

El Cabello es una continuación de piel Cornificada formada por queratina, situado en distintas partes de nuestro cuerpo. El cabello es tan importante cómo nuestra piel, ya que su función principal es proteger la cabeza contra el frío y el calor; ya que absorbe y asimila las radiaciones del sol y protege la piel, y a su vez actúa como un acondicionador térmico. Es también una fuente de Vitamina D, Calcio y fósforo.

El Cabello también nos ayuda a amortiguar los golpes y rozaduras que se puedan producir. También nos ayuda a evitar las picaduras de insectos y a mantener los niveles de nuestra temperatura corporal.

Con el paso del tiempo hemos ido invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo en el cuidado de nuestro cabello, el cual varía según los distintos grupos humanos étnicos; información que se considera actualmente desactualizada debido a la mezcla étnica. Pero a pesar de que el cabello no desempeña ninguna función vital, ejerce una grande influencia en la apariencia general de las personas. Por eso, es importante mantenerlo saludable y con brillo; esto se logra con una buena nutrición, descanso, ejercicio y cuidando de nuestro sistema nervioso.

Anatómicamente el cabello tiene la misma estructura que cualquier otro tipo de pelo, aunque la implantación en la piel es más profunda que en el resto ya que el folículo llega hasta la hipodermis. Las glándulas sebáceas son órganos secretores exocrinos que producen una sustancia grasa llamada sebo y desembocan dentro de cada folículo. Se sitúan en la parte media de la dermis asociadas al folículo piloso al que se van a desembocar. Las glándulas sebáceas se distribuyen por toda la piel, excepto en las regiones palmoplantares, y son muy abundantes en el cuero cabelludo, en la cara y en la zona superior del pecho, en el pubis y en la axilas.

¡Permanece informado!

Entérate de los mejores tratamientos y consejos que los dermatólogos ofrecen.

Suscríbete a nuestro boletín:

ALOPECIA

La alopecia es un padecimiento que se caracteriza por la pérdida excesiva de pelo en la que pueden llegar a caerse alrededor de 120 cabellos al día o muchos más, y revela un visible debilitamiento del cabello, o conlleva a la calvicie.

LIMPIEZA DE CABELLO

El cabello debe mantenerse limpio. Cada persona deberá lavarse el cabello con la frecuencia necesaria para conservarlo limpio, lo cual varía según el tipo de cabello que tenga. Algunas personas, fundamentalmente las que tienen cabello graso, pueden necesitar lavarlo todos los días.